5.10.07

Tuluz


Estás parpadeante mientras nuestra fotografía me observa desde la pared, me deja sorda, porque no quiere ser una imagen más, quiere salir para que le demos vida otra vez. Si supiera cuanto deseo otra vez esos momentos en mí, dejaría de hacerme llorar.


Siempre hilo tu memoria a la mía, cuando el cansancio ya no me permite moverme, sólo me queda la mente para divagar en los espacios que me deja tu voz, sin que tú lo sospeches.

Eres ese suspiro que me adormece antes de dormir y la primera
sonrisa cuando abro mis ojos al despertar.

El dibujo de tus labios se fija a mis pupilas, mientras yo caigo otra vez en ti.

1 comentario:

principito dijo...

Eres muy guapa miztica. Un beso.