21.8.08

Esperaré


Creo poder predecir lo que me depara este corto camino. Antes que nada anhelo tirar mis temores por la borda, enfrentarte y así salir de esta espiral que no me hace nada bien, me satura y me inclina a la desilusión. "Si, yo lo sé, porque te conozco", nadie me conoce en verdad y lo peor es que menos la que escribe ahora. Ni sé lo que quiero, ni sé que haré, tengo un sueño desde los 12 años: Llegar a los 50 con 3 hijos, vivir en un casa de color mostaza, que tenga una inmensa ventana, con un balcón en donde pueda salir cada noche de invierno, prender un cigarro y oir un tango que llore por mi. Me gustaría un luna rodando en su cama oscura. Sentir el viento en mi cara que revuelva mis ideas, parta en dos las plantas de mis pies y que me traiga las buenas noches de lejos y alguna locura por revivir. Y al terminar ese cigarro, ir a la cocina, buscar un limón que partiré en dos para compartirlo con el que esté esperando en mi cama.

Solo tendré que esperar 30 años para sentirme como esa mujer que quiero ser. Hasta el momento, y haciendo un balance de las "locuras" que creo haber cometido sacó la conclusión que tengo todavia tiempo para enmendarlas. No las llamaría así, quizá tan solo errores a conciencia o síntomas de ególatra. De eso si puedo mencionar muchos e imaginarme algunos inconclusos y olvidados a plazo forsozo.

No importa el tiempo que tenga que discurrir desde mis ojos y esperar ese día sentada en esa silla que alguna vez pensé esperar a ese alguien, no importa nada, sólo lo deseo. Imagino, imagino, anhelo pero tan sólo hay que tener paciencia y tener la consigna bien escrita. Espero marchar al ras del barranco y no tener miedo.

1 comentario:

principito dijo...

Ten paciencia ya verás como al final encontrarás a alguien con quien compartir ese limón. El que busca encuentra.

Besitos.