8.12.08

Tu nombre quema mi voz

Aquella sensación de emoción al percibir tu humanidad tan cercana a la mía. Calor que en vez de abrumarme, me estremece, me hace vibrar.

...me paso el día planeando, nuestro encuentro imaginario

Espero convivir más contigo mucho más pero no lo suficiente cómo para saber en qué momento te alejarás de mi. Continuar teniendo extensas risas a causa de nuestras incoherencias y nuestra forma aparentemente despreocupada de ver la vida y esos amargos ratos. Pelearnos de vez en cuando, pero aprovechar los feriados para no interrumpir nuestras actividades cotiadianas.

Quisiera tenerle paciencia a la cocina para poder prepararte un "intento" de dulce, y ver si así en retribución me devuelves el "postre" pero obviamente de una manera más alegórica, con más sabor pero eso sí, una buena ración.

Qusiera que sean muchas las veces que me veas como una mujer y no como una linda minina. Aunque a veces prefiera maullar que hablarte.

Y en algún par de años espero haber cambiado de dirección domiciliaria, tener un par de gatos (tan sólo como inquilinos momentáneos), empezar a viajar juntos, saber cocinar, y que me abrigues en aquellas noches frias y yo refrescar tus noches calurosas.

PD. -Y ya sabes qué día es hoy?

1 comentario:

Evange dijo...

Ay..por favor! que hermoso lo que escribiste!!


"...me paso el día planeando, nuestro encuentro imaginario"
Debo contarte que yo también...no el encuentro de vos y yo, claro, sino el encuentro de ella y yo...me sentí muy identificada con esa frase.