28.2.09

Exceso de calor, exceso de cojudez

Antes en Lima no se había sentido tanto calor, unos bochornos insoportables pero jamás un sol que te carcome, de verdad nunca en mi vida me he sentido tan desesperada por este acontecimiento climático. Es más, antes me reía de las señoras regordetas con los clásicos vestidos floreados veraniegos, que subían a los carros con sus abanicos, todas desesperadas e indignadas porque los dos peldaños para subir al bus, las hicieron sudar más de lo que ya estaban. Pero ahora, me siento como una más de la hermandad y podría decir que esta última semana ha sido la más insoportable para mi, a pesar que ando en "chor"

Lo más desesperante es no sentir nadita de aire y si se siente, tan solo es una especie de aliento caliente que primero te hace sentir pegajosa y luego ya empieza a dar asco. Es mas, ni los helados de hielo, ni el agua helada, ni los 4 baños al día pueden quitarme eso. Los anteriores veranos, por lo menos esperaba el atardecer y la noche para dejar de sentirme así, pero ahora ni eso. Detesto esa hora del día, porque me adormece, me quita las fuerzas y las ganas de cualquier cosa, utilizando una palabra de mi padre, me acojuda, y esta situación ya no la soporto.



Se dice que el calor afecta al estado de ánimo y sobretodo acentúan el mal humor de algunas personas y aumentan la irritabilidad de otras. He aquí la explicación de por qué en verano suelo darme cuenta de las cosas que detesto más y que de verdad me llenan de asco:

Por qué carajos la gente no puede hablar correctamente y tienen que usar acentos tan irritantes, es más omitir ciertas letras o "inventar" palabritas. Usualmente son personas entre 12 y 40 años que al hablar arrastran las palabras o como aquí los cómicos del medio utilizan para caracterizar a gente "pituca". Este tipo de personas verdaderamente me revientan de rabia por deformar el idioma y lo peor, bueno fuera que hablen, no! éstas gritan. Dios habrá que darles alguna ayuda para ese maxilar fuera de lugar que tienen. Por favor, si tienes 12 años podría ser entendible, porque es una edad de inestabilidad, estas en el cole y copias todo lo que ves en la tele, es mas ni siquiera se tiene indicios de madurez. Pero gente que ya está en la universidad, o asiste a un post grado, es más profesionales hablando así, eso si no lo soporto. 

Segundo, por qué la gente ahora grita a los cuatro vientos "yo amo la cumbia, Juaneco y su Combo, Hermanos Yaipén y demás". Esta bien, a mi me agrada desde antes este tipo de música y cómo esta música puede ser medio de expresión para la gente que por motivos de trabajo viene a Lima y deja todo en su pueblo, al igual que el Huayno, y no dudo al decir que me gusta esa música porque mi padre es ayacuchano y mi madre casi ancashina. Sin embargo, tres años atrás quién iba a reconocer públicamente que escucha esa música, era un escándalo decir que lo habías bailado una vez o por último, una total aberración si un pariente lejano era fanático a morir de Los Shapis. Claro pero como ahora es comercial porque ha sido reconocida al exterior, ahora si nos sentimos más aliviados y reconocemos a los cuatro vientos que lo escuchamos, bailamos y por supuesto, una cumbia del Grupo 5 es infaltable en nuestro Ipod. Es mas, ahora existen radios que todo el día repiten las mismas canciones, en las discotecas lo único que tocan es cumbia, en la combi es infaltable el mp3 de 140 cumbias. Lo triste es que todo esto ha llevado que ya no soporte más de 3 cumbias juntas, me da pena, pero lo reconozco.



Existen un par de cosas más que quisiera decir, sin embargo será para el siguiente post. Para terminar diría que ya basta de este tipo de poses ridículas y ya basta de tener vergüenza de nuestro pasado y nuestras expresiones culturales. Por qué tenemos que esperar que un extranjero valore lo nuestro para recién adoptarlo? Es una contradicción tener este tipo de actitudes y pensamientos del siglo XVIII y a la vez usar cotidianamente productos fabricados gracias a la nanotecnología.

No hay comentarios.: