3.3.09

C'est fini

Usualmente las veces que he terminado un relación, he llorado "un mar de lágrimas" (frase pre-elaborada por mi padre, y la utiliza siempre para burlarse de mi), tanto así que he sido presa de una migraña repentina, sofocaciones, nauseas e incontenibles gritos de desesperación y rabia. No! esta no es la descripción de una telellorona mexicana, así tan dramática he sido por algún tiempo, y todo por un pancrasio, como llama mi madre a los chicos "poquita cosa".

Sin embargo, hoy que mi estado civil ha cambiado, no me he sentido tan miserable y mucho menos de mi ha caído alguna lágrima. Pero yo creo que no es porque me haya vuelto un ogro sin corazón, sino porque así como existen los avant-premier, yo ya he tenido mi pre-estreno de este rompimiento, y bizarramente este duró casi 4 meses. En cristiano, ya me he anticipado muchas veces a este desenlance, es decir,  ya he llorado, moqueado, renegado, gritado, etc. por momentos similares a este finiquito. 

Creo que otorgué las oportunidades necesarias y los justos comodines, pero éstos fueron usados a su totalidad sin opción a otro más. Sin embargo aquí tengo algunas hipótesis de porque éstos no fueron suficientes:

Esta persona tenía otro tipo de intenciones
Me amaba a su manera (que yo realmente no comparto)
Buscaba su egoísta felicidad sin importar el número de resignaciones
Hace mucho quería deshacerse de mí y su estrategia fue hartarme
Era sordo, ciego y mudo

Lo que es cierto, es que siempre tuvo la dicha de compartir extensos momentos a mi lado y no es que yo sea lo más grandioso de este mundo, pero por lo menos para él si lo era, o bueno eso es lo que me decía. Pero a la vez, y es justo por eso que no comprendo, si yo era eso que él proclamaba como credo, por qué se comportó así, por qué necesitaba pruebas físicas para creerme, por qué desconfiaba de mi, por qué invadir mi privacidad, por qué increparme a cada instante mis pasos en falso, por qué hacer de esto un juego.

Lo injusto de todo esto es que yo jamás hice algo meritorio de tanta desconfianza de su parte, y con coléra pienso: Cómo me hubiera gustado hacer todo eso que él imaginó en sus fantasias, para realmente tener un motivo de discusión o pelea, es más devolverle las mismas acciones para que realmente siento lo que yo senti. 

Y lo que me parece más injusto es que si hubiese tenido la misma oportunidad de urgar entre sus cosas privadas, apuesto, me hubiera encontrado con más porquería que la encontrada de aquella descerebrada, ridícula y lamentablemente infantil mujer con nombre de vulva; con conversaciones más comprometedoras que las mias y por supuesto, machistas, irracionales y para variar llenas de palabras sexistas que ya antes había intercambiado con un "amigo" poco hombre y miserable. Pero como no yo no tengo su misma suerte, no me queda otra de cruzarme de manos y pies.

Para qué negarlo, tú fuiste (en su tiempo) inmejorable, casi un sueño inimagible, al que juré jamás abandonar y prometí cuidar y honrar. Y si pues,  yo si cumplí con mi palabra, obviamente que no fui perfecta y tuve mis transpies, algunos abismales lo reconozco, pero jamás me burle de ti, jamás siquiera pensé en otro, jamás oculte ni el mínimo sentimiento. Di mucho, incluso en momentos en que no merecian, me esforcé por complacer a pesar de mis temores. Es cierto, que tu diste mucho por mí, te esforzaste para sacarme una sonrisa o enternecerme con alguna carita, sin embargo, más relucieron tus errores y perdona, pero de eso yo no tengo la culpa, porque tu eres el responsable.

Ahora ya tan tarde (3.26 am) cansada, asustada y perdida creo que es tiempo de andar sola, al igual que tú, pues quién sabe, quizá tu ya tengas un camino esbozado con otra persona (perdona, pero eso es lo que creo) o por lo menos, creo que no te costara mucho olvidarme y continuar andando. Continúa preocupandote por ti y tu crecimiento que sé que eso es lo que más te interesa en este momento y nada, yo afortunadamente andaré sola, aprenderé a no depender de nadie, a no compartir mi aire y a aprenderé a darme mi lugar, amarme y sobre todo, cambiar ciertas actitudes que con el tiempo podría generar en mi algo de depresión e inestabilidad.


Nunca pensé postear esta canción

5 comentarios:

Chirli Cherres dijo...

Esto me recuerda a un documenal japones que vi hace algun tiempo...ante la diarrea crónica que sufría uno de sus hijos al papá sólo le quedaba "echarle tierrita"

mas naa!! boricua de corazón

Renzo dijo...

Hola, excelente blog. Muy original, elegante, preciso. Sin palabras. Suerte en todo

Renzo dijo...

Bueno te dejo el mio de paso
www.blog.pucp.edu.pe/renzogm

Un abrazo

Renzo dijo...

Genial el post!
Que te recuperes rápido ;)

Renzo dijo...

Genial el post!
Que te recuperes rápido ;)