1.6.09

Domingo

Realmente ya no ando optimista y sólo algunas veces me entran esas ganas de volver a empezar. No sé el por qué de este atraso nuevamente. Quisiera que terminara esta situación de una vez, pero jodidamente esto no está mis manos. Pero a pesar de todo ya no me inunda el desasosiego.

Estoy en límite de lo quiero y siento que puedo ser. ¿Cuestión de fe? ¿Oportunidad? Quizá un poco de eso, pero siempre escucho que todo depende de mi.

He perdido el antojo de llorar de por mis fracasos, simplemente los dejo pasar. Lo que me lleva a pensar que por lo menos ya salí de la lista de los masoquistas.

En fin, hoy es domingo, sigo mi camino y continúo (continuaré) esperando.


1 comentario:

andrés dijo...

Eso de que depende todo de ti… a veces es mentira, es como negar que las cosas a tu alrededor no pueden dañarte… pero claro no por eso no se da lo que uno tiene para que todo sea mejor…Buen blog, muy sincero jeje

saludos

andrés