4.7.09

Viernes

Antes lograba imaginarme un vida magnífica, y lograba engañarme a pesar que sabía muy bien que esto era terrenalmente imposible. No tomé en cuenta los indicios de error ya encontrados, por eso intenté tantas veces como tantas lloré. Y la verdad, sentía que todo, a pesar del pasado de mierda, continuaba caminando. A pesar, que cada paso me dolía más a mi.

Olvidé algunos detalles (para el otro protagonista importante) y actúe erradamente, lo reconozco. A pesar, de éstas actitudes no pasen de tres, sé ahora que jamás debió suceder.

Ya quedan atrás las explicaciones de cómo se dió, el por qué, cuándo, etc. Pero lo que si me llena de una rabia incontenible es que todo este falso techo que cae encima de mi, me afecta. Jamás podré lidiar con esas acusaciones que carecen de veracidad, que uno sabe muy bien que son totalmente erradas, pero que jodidamente el cuerpo y el cerebro se ven afectados, llegando al colmo de la paciencia, ira y rabia.

Por otro lado, y tristemente, las palabras que he escuchado hoy, son de esas que jurás olvidarás para no hacerte daño, pero que por la sola promesa, te olvidas y las recordarás por siempre.

Este inesperado día es sólo consecuencia de muchos meses de decaimiento, desconfianzas, medias tintas y lamentablemente, malas acciones. Ya no queda eso de "hubiera sido.." o "te prometo..." porque sinceramente esos recursos se jugaron hasta el último momento y resulta risible utilizarlo nuevamente.

Creo que hasta ahora no asimilo lo que ha sucedido, sé también que gracias a este cansancio corporal, mañana despertaré como si nada hubiera pasado, sin embargo, las próximas noches auguro serán imposibles y entorpecerán más, mi vida que ya jodida esta. O mejor dicho, estos intentos para no perder las ganas y creer que lo vengo haciendo hace casi 5 años es para mí y vale la pena.

Me encuentro en límite de parar con esto, y dejar todo para cuando realmente me sienta bien. Pero hoy VIERNES, creo que he pasado a un estado unitario, ya no tendré más la necesidad de consultar algún cambio en mi vida, ni mucho menos pensar que mis acciones confluyen en dos personas. Desde ahora, lo que me pase, lo que haga o sienta, solo se deberán a mi.

Curiosamente, todo esto inició un viernes y ahora termina también un viernes. Espero que este nuevo estado me asiente bien, para ver si soy capáz de hacer las cosas que vengo haciendo. Finalmente, espero que la causa sea sólo esta, no por supuestas ofertas a mi par. Y lo que si prometo es dejar de tener esta actitud extremadamente tolerante, y dejar atrás la infeliz persona "buena gente", porque hasta aquí de ser la cojuda de la historia

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque a mi me encanta que seas "la cojuda de la historia", si cambias para mejor, bueno, es tu decisión... de todas maneras siempre me deleitaré con tu sonrisa :D jeje :P

Miztica dijo...

Ni se quien eres