12.10.09

Play de honor

Siempre he criticado y alzado la ceja ante los excesos, sean estos de cualquier índole. Sin embargo, hace días que me están cayendo los escupitajos que di al cielo, si, y qué carajos, me gusta, está rico y va bien.

Dos días en la que sólo me he dedicado a reir, comer, escuchar y sobretodo a querer más que nunca a una mujer tan genial cómo ella misma. Sé que compartimos la misma modestia y no lo reconocerá, pero que no me joda, aquí escribo lo que se me antoja: Serás mi musa. Y por otro lado, las otras dos acompañantes de esta ruta interminable están cada vez más cerca de encontrar la respuesta a su incógnita.

Hoy mis piernas están en huelga, me mandan a la mierda cada vez que intento caminar más de 5 cuadras o quiero subir a mi cuarto por un par de medias. Lo entiendo, yo tengo responsabilidad de eso, por cierto, es de lo único que admito responsabilidad.

Y para no sentir que no aprendí nada estos días, he aquí algunas "notas mentales":

- Dejar de tenerle miedo a los fantasmas que me acompañan. Bueno a los que dice ver una "medium" que conozco muy bien.

- No interrumpir el sueño de mi madre por un ataque histriónico por creer ser "la mala de la película"

- A veces la gente adulta, por lo menos la que me lleva más de 15 años, no sólo son fuente de "sabiduría" sino que podrían resultar acosadores perpetuos.

- De vez en cuando resulta hasta cómico intercambiar palabras sugerentes acerca del sexo con tu ex. (No, él no, los otros)

- Y el más importante: No confundir a Nacho Vegas con Nacho Vidal. A menos que no resulte tan incómodo aceptar tu cierta afición al cine X.

1 comentario:

adhull dijo...

jaja ciertooo... una buena cambion seria ¡¡¡¡desde que te perdi!!! kevin .. buen gustoo haa