22.7.14

El "qué"

Me encanta la manera en que mis planes a mediano plazo cambian según el clima o la carga laboral de la semana. Hace un mes tenía la firme idea de algo pero hace algunas horas, siento haberme encontrado, luego de muchos años de dudas e incertidumbres, con aquella respuesta que me aproximará a lo que yo entiendo como felicidad.

Es posible que mis contemporáneos crean que debí saberlo hace mucho, pero no profeso aquella manera de vivir en la que todo ya está escrito y en la que debes seguir un manual de instrucciones en donde todo se hace en un orden y edad establecida; y hago un paréntesis para hacer catarsis de las veces que he escuchado a muchas mujeres de mi edad -y también hombres- hablarme acerca del casarse porque ya es tiempo. Pensé que estas mujeres de manual -título que leí recientemente en un relato y calza perfecto- ya se habían extinguido, pero siendo 2014 las hay y en sobremanera y siento que la razón a todo es el puro exhibicionismo, es decir, vivir para la foto y tener algo qué comentar. Creo que el sentimiento que te une a tu pareja es más importante que toda la parafernalia detrás de estos eventos sociales en donde la mujer quiere dársela de princesa y ser el centro de todo. Paso de eso, paso de tanta cojudecita detrás de esto, paso de la pose, creo que si quieres a alguien y quieres compartir tu vida con ella, no necesitas tanta alharaca.

Retomando mi idea, ahora que me siento más próxima a esa respuesta, es momento hacer todo lo posible para cumplirla y no caer en el intento. Cada vez que me quejaba sobre mi indecisión o poca lucidez para saber lo que quería, creía que todo sería más fácil cuando supiera ese qué, pero ahora que me toca ocuparme del cómo, siento que me equivoqué. A mi favor tengo el entusiasmo, pero en contra, mi desesperación de querer tener las cosas ya. Veamos cómo pasa todo.


No hay comentarios.: